De Veracruz al mundo
ACONTRACORRIENTE
Manuel del Ángel Rocha
2018-05-21 / 15:07:49
En los debates, los mismo, todos contra AMLO
Dentro de las campañas que cada candidato desarrolla para posicionarse en el ánimo del electorado, las agendas, las encuestas, los discursos, los desplantes, la propaganda, los mítines, y los debates, son parte, entre otros elementos formales de su estrategia, además de los apoyos de los grupos (que desde su trinchera también participan), para impactar en la opinión pública que se encargará de pregonar en su entorno inmediato, y mediato al supuesto vencedor.



En esta elección concurrente están en juego más de 3400 puestos de elección popular, donde Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia por MORENA, tiene a mes y medio de la elección, por lo menos el 15% de ventaja sobre Ricardo Anaya, candidato del PAN-PRD-MC. Entre los poderes que se renovarán están el Ejecutivo, el Legislativo, nueve gubernaturas, diputaciones locales y también muchas alcaldías, donde también las preferencias electorales se muestran para los candidatos de MORENA.



Desde hace tres años que a este partido le fue otorgado el registro, ha mantenido un ascenso vertiginoso en la aceptación de la ciudadanía a nivel nacional. Su líder Andrés Manuel, es el candidato antisistema que se ha opuesto a los últimos gobiernos definidos en términos de libre mercado, como neoliberales. Este es un grupo económico-político que el tabasqueño ha bautizado como la “mafia del poder”, y que durante los últimos 30 años han incrementado su poder cupular, ensanchando, contradictoriamente la marginación social.



La gran mayoría de mexicanos en condiciones de precariedad, son quienes tienen puestas sus esperanzas en AMLO para que haya un cambio radical y pueda elevarse su nivel de vida. La filosofía del actual gobierno radica en que los productos o mercancías sean liberalizados, y el mercado, sin



intervención gubernamental, les fije precio. Que sea el mercado quien regule la vida económica del país, mismo que es tutelado por un capitalismo salvaje dependiente del comercio globalizado, que ha creado en todo el mundo un desempleo inhumano, y con ello oleadas de migrantes encaminan sus pasos hacia los polos succionadores de vida, de fuerza de trabajo (de desarrollo, según los ideólogos neoliberales), Estados Unidos y Europa, para desde ahí mitigar un poco su raquítica vida.



La desigualdad social y la pobreza, es el resultado de los gobiernos del PRI y el PAN, que se han alternado el ejecutivo los últimos 30 años, sin que haya habido cambios para esa población. Al contrario, otra quimera se ha apoderado del país: La inseguridad y la violencia. No hay región ajena a este flagelo. No hay rincón de México que esté exento del crimen organizado, y no hay prácticamente una familia que no hayan sufrido la pérdida de un familiar, el latrocinio, la extorsión, el levantón o el secuestro de uno de sus miembros. Esta es la triste realidad de nuestro entorno.



Lo peor de ese contexto, es que la dupla de partidos, esto es el PRIAN, como los identifica López Obrador, están lejos de querer dejar el poder. En su intento por retenerlo, no han dejado de llamar “populista” al tabasqueño, y compararlo con Hugo Chávez y Nicolás Maduro, caudillos venezolanos da la Revolución Bolivariana, que a los neoliberales causa urticaria, porque han sido expulsados de los ricos yacimientos petrolíferos del país sudamericano.



Por ello también el segundo debate realizado entre los candidatos presidenciables, muestra que a pesar de las supuestas diferencias entre el PRI y el PAN, el adversario es AMLO. No parecen enterarse de la profunda indignación de los mexicanos en contra de sus partidos y sus gobiernos. No les importa la corrupción e impunidad en que han sumido a México, como tampoco la violencia e inseguridad que padecen miles de mexicanos. Sus intereses están entre los grandes grupos económicos, aunque se esfuerzan por exteriorizar su aparente malestar por la condición de los paisanos, que a la fecha, no han variado su preferencia hacia López Obrador.



Con un Andrés Manuel en la estrategia de “fajador”, en esta ocasión también exhibió a la dupla del PRIAN, que como puntero ya no se dedicó a administrar su ventaja, sino atacó y contraatacó. La tesis de fundar un buen gobierno, honesto, transparente, le sigue acarreando simpatizantes. Su desplante de presidente en funciones, desestabiliza a sus contrarios. Ese es el punto donde la agenda nacional es de AMLO. Donde a los millones de mexicanos deja una sensación de seguridad. Tiene gabinete, un grupo y plan de trabajo. Personajes importantes y una agenda marcando los pasos que el país está siguiendo. Sin duda, solo falta la votación.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010