De Veracruz al mundo
A diputadas y diputados locales de la LXV Legislatura del Congreso del Estado.
A LA SOCIEDAD VERACRUZANA;
Domingo 20 de Octubre de 2019
Por: Correo
.- A LA OPININ PBLICA Y MEDIOS DE COMUNICACIN:

El personal de confianza del Congreso del Estado, conformado por 274 hombres y mujeres, quienes prestamos nuestros servicios en las diversas reas de este Poder, expresamos nuestra inconformidad y desmoralizacin, ante la decisin sorpresiva e inexplicable, que se ha tomado en contra de nuestros derechos humanos y derechos laborales, al habernos excluido y discriminado, negndonos el estmulo modesto que, en el marco del Da del Empleado Estatal se brinda a todo el personal de la sede legislativa cada ao y que, en este 2019, pese a que ya estaba debidamente presupuestado, no nos dieron sin mayor explicacin.



Vale hacer del conocimiento de la ciudadana que, en promedio nuestro salario mensual ronda entre 10 y 15 mil pesos y que, el estmulo negado es de mil 500 pesos, por lo que el monto total negado es de 411 mil pesos, recurso que, a la fecha, desconocemos en qu o para qu ser utilizado.


Esos mil 500 pesos podran parecer poca cantidad, pero son pesos ganados con esfuerzo, con sacrificios de horarios; de tiempo de estar con la familia. Son pesos devengados con vocacin de servicio, eficiencia y profesionalismo, en el cumplimiento de diversas tareas, ya que las cargas de trabajo y el nivel de compromiso con nuestros superiores jerrquicos, nos obligan a desarrollar y resolver labores sustanciales, desafiantes y hasta de carcter privado o particular, fuera de tiempos y de la sede de trabajo.


Faenas a las que no hemos puesto condicin, ni queja ni remilgo.


Las y los empleados de confianza tenemos a nuestro cargo, la elaboracin de iniciativas y reformas legales, investigacin de contenidos, boletines, datos, cifras; discursos, entrevistas, redaccin de documentos, textos, ponencias, atencin y seguimiento de gestiones de las y los Legisladores ante instituciones y dependencias.


Tambin, damos atencin ciudadana a demandas y solicitudes de grupos y colectivos sociales; nos multiplicamos para la organizacin de eventos, conferencias, encuentros; fungimos adems como asistentes y secretarios /as particulares o privados, jefes o jefas de oficina; cubrimos tareas secretariales, operativas y hasta como acompaantes y conductores; adems de laborar, a peticin de las y los legisladores, como operadores polticos y sociales.


No hay respiro, ni pretextos para no cumplir.


Sin demeritar el trabajo del resto del personal de base de confianza, que suma 44 personas; del personal sindicalizado que se conforma por 303 compaeras y compaeros y, de los administrativos que son 36, sobre nosotros, los empleados de confianza, descansa una enorme responsabilidad, la cual cumplimos da a da con entrega, esfuerzo y compromiso.


Somos tambin empleados al Servicio del Estado de Veracruz, al Servicio del Poder Legislativo y nos sentimos honrados y orgullosos de esa invaluable oportunidad, pero es preciso externar que la exclusin de la que fuimos objeto, nos hace sentir como trabajadores de segunda, cuyo trabajo no mereciera ningn valor, pues a todo el personal se le entreg un reconocimiento econmico en el marco de este 21 de octubre, Da del Empleado Estatal, salvo a nosotros.


Cabe resaltar que, como personal de confianza, no tenemos las prestaciones y beneficios de los que gozan el resto de los trabajadores. Tanto es as que, indebidamente cuando firmamos o renovamos contrato, nos han obligado a firmar la renuncia, lo que es inconstitucional e ilegal.


Sabemos que al manifestar pblicamente esta gran inconformidad por vernos maltratados y discriminados como servidores pblicos y arrinconarnos al triste estatus de colaboradores demeritados y subvaluados para quienes gobiernan el Congreso del Estado, estamos arriesgndonos a la represin, a la hostilidad, a las represalias y a la reprimenda, que pueden llegar hasta al despido injustificado.


Pero en toda democracia, es derecho de la ciudadana manifestar sus reclamos y propuestas y en todo sistema poltico, bajo el rgimen democrtico, los salarios de las y los trabajadores son intocables, de la misma forma que el respeto a sus derechos fundamentales, como lo ordena la Constitucin y los Tratados Internacionales de los que el Estado Mexicano es parte.


Trabajamos por necesidad, como parte del estrato social medio, que vive estrictamente de su salario y que, en estos tiempos, apenas alcanza para sobrevivir, pero somos gente de trabajo y necesitamos nuestro empleo para sortear las precariedades que ya son evidentes para la mayora de las y los veracruzanos, en el acceso a la salud, a la educacin, al empleo, a la vivienda, a la alimentacin, a la paz y seguridad; en suma, a la calidad de vida digna.


No obstante, consideramos una gran injusticia y un atropello sin justificacin, a nuestros derechos laborales y humanos, habernos excluido de ese pequeo estmulo, que, para los dems compaeros de base y sindicalizados fue pagado en tiempo y forma y, para nosotros negado, insistimos, sin ninguna razn.


Estamos conscientes de la poltica de austeridad que abandera la mayora partidista representada en el Congreso del Estado, en el Gobierno estatal, en rplica a lo decidido a nivel federal.


Sin embargo, como personas pensantes y enteradas del acontecer nacional y de los procesos polticos que ha emprendido la llamada Cuarta Transformacin, consideramos grave que a quienes menos se les paga, se les segregue y se les nieguen sus derechos.


Asimismo, es preciso dar a conocer que, recientemente se nos oblig a registrar nuestra huella digital para tener ms control de entradas y salidas, de cara a la presuncin de la existencia de de aviadores y aviadoras, es decir, de personas que han cobrado salarios robustos, durante varias Legislaturas, sin presentarse a trabajar, lo que resulta igualmente injusto y arbitrario, ya que por unos cuantos recomendados, todas y todos estamos siendo prcticamente acosados y hostilizados, al grado de que el personal de seguridad nos est grabando con celulares y tabletas todo el da.


Es ilgico que siendo nosotros prcticamente empleados todlogos, casi milusos, se nos imponga una poltica de hostigamiento laboral, que tambin trasgrede los derechos humanos y que lastima integridad y dignidad humana.


Adems de lo anteriormente expuesto, queremos externar nuestro temor, a ver recortado nuestro aguinaldo este fin de ao. Hay rumores de altos niveles que sugieren que aplicarn la misma poltica discriminatoria para nosotros, con respecto a este estmulo que, debe ser entregado y que ya est presupuestado, por Ley.


Como miles de familias en Veracruz lo padecen, ante la crisis econmica actual, muchos de nosotros hemos adquirido deudas para salvar el mes, tenemos situaciones agobiantes de pagos y crditos y, como todas y todos los veracruzanos productivos, contamos con el Aguinaldo para tener un respiro y poder saldar adeudos y cubrir otros gastos.
Quienes han dejado correr el rumor, aseguran que en las altas esferas del Congreso del Estado se ha decidido ya que, el pago de dicha prestacin ser recortado al mnimo, es decir habr ms sacrificio y golpes para nuestra labor.


Este supuesto se contrapone a lo que todas y todos sabemos en la sede legislativa: Que estos recursos ya fueron debidamente presupuestados en el ejercicio fiscal de este ao 2019, desde fines del ao pasado, por lo que argumentar que no hay dinero para ese pago, es totalmente falso.


No hay razn jurdica, presupuestal, ni moral para dicho proceder, pues insistimos, nos estn daando el bolsillo a los que menos tenemos, a los que menos ganamos, a los que tenemos menos certeza laboral.


Esto es una injusticia, pues representamos una fuerza laboral importante, estratgica y calificada para el quehacer ptimo del Poder Legislativo en Veracruz.


Hacemos un llamado por este medio, a las Diputadas y a los Diputados, al Secretario General, a las y los Directores de rea, a los jefes y jefas de Departamento, a quienes servimos, a quienes dedicamos nuestro servicio, ingenio, experiencia, conocimientos, profesionalismo y esfuerzo extra, a honrar nuestra sede soberana, la casa del Pueblo de Veracruz, pueblo que tambin somos nosotros, donde se hacen y se reforman las leyes que todos y todas debemos respetar y acatar a la letra.


Les pedimos con toda la fuerza de la verdad, la Ley y la justicia, apoyarnos solidaria y determinantemente para subsanar la trasgresin de nuestros derechos humanos y laborales y para que se nos pague lo que nos corresponde por Ley, sin distinciones, ni pretextos, como lo consagra el Artculo Primero de la Constitucin Federal.


No somos empleados de segunda, ni de tercera, somos veracruzanas y veracruzanos honrados, un capital humano leal e institucional; estamos comprometidos, somos responsables y profesionales, entregamos los mejor de nosotros mismos, para enaltecer al Poder Legislativo del Estado.


La lealtad, la gratitud y la correspondencia en la alta poltica, son principios irrenunciables que nos rigen.
La calidad, la eficacia, la honestidad y la disciplina en el servicio pblico son valores que abanderamos cada da desde nuestros espacios.


Somos sus colaboradores, no nos dejen solas y solos frente a decisiones que nos lastiman, que nos maltratan y desmoralizan y nos vulneran como ciudadanos y profesionistas.


Si no es posible aspirar a un salario ms justo acorde a las necesidades que nos angustian, en sintona a la calidad y compromiso en el trabajo que est probado, por lo menos, dnos su respaldo en el respeto de nuestros derechos fundamentales.


Reclamamos el pago del estmulo mutilado y demandamos el pago del Aguinaldo con equidad, como lo ha hecho el Poder Legislativo, Legislatura tras Legislatura, ni un peso menos ni un peso de ms.


Estos estmulos y pagos por Ley, para el personal de confianza, no son regalos, ni ddivas, ni concesiones; tampoco limosnas. Son la retribucin justa y equitativa, al nivel de resultados que entregamos da a da.

Hemos dejado la vida entera a lo largo de este ao de trabajo, en nuestras oficinas y tambin fuera de ellas en el cumplimiento de nuestro deber y nadie puede regatear el mrito, la lealtad y ala efectividad que hemos demostrado.


Nos hemos ganado con sudor, con lgrimas, con desvelos, con esfuerzos extras, estas prestaciones y estmulos, tanto as que, cuando aprobaron el presupuesto para el ejercicio fiscal 2019, no nos los negaron, los consideraron. Por qu ahora negarnos ese reconocimiento, ese aprecio al trabajo?
No entendemos la razn por la cual ahora, ni aceptamos que, casi al final del ejercicio fiscal 2019, nos estn cercenando as los estmulos y as la moral y la vocacin de servicio.


Los convocamos a dar certeza a la sociedad veracruzana de que, en el Congreso del Estado, las leyes y los derechos se respetan, se hace valer, empezando por los de casa.

ATENTAMENTE
LAS TRABAJADORAS Y LOS TRABAJADORES DE CONFIANZA
DEL CONGRESO DEL ESTADO DE VERACRUZ


21 de octubre de 2019.
DA DEL EMPLEADO ESTATAL

Nos interesa tu opinión

  Más noticias
18:57:05 - Captan triple ejecucin en Naucalpan
18:54:50 - Reforzarn seguridad en Puebla tras asesinato de 3 estudiantes
18:46:40 - Autoridades confirman primer caso de coronavirus en Madrid. Se trata de un joven que viaj a Italia
18:41:03 - Los hermosos ajolotes estarn en los billetes aunque Mxico no invierta en evitar su extincin
17:40:55 - Restituye el gobierno de Mxico pieza arqueolgica a Nigeria
17:40:06 - Detienen a tres por asesinato de estudiantes en Puebla
17:39:19 - Procesan a cuatro por facturas falsas; impacto en cien empresas
17:36:43 - Huelga en Notimex genera enfrentamiento de partidos en Senado
ver todas las noticias

  Lo más visto
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2016