De Veracruz al mundo
POLÍTICA FICCIÓN
Jorge Marín Barragán.
2020-04-23 / 17:12:05
MEDIDAS TOMADAS POR LAS AUTORIDADES EN FASE 3 DE EMERGENCIA SANITARIA.
Los ciudadanos de la región de Orizaba nos enteramos por medio de notas periodísticas, que la fase de emergencia causado por el CORONAVIRUS se extenderá hasta el 1 de junio y, que los hospitales de especialidades del IMSS y el regional de Río Blanco, han sido declarados por las autoridades como centros de atención para enfermos de COVID 19 en toda la zona sur desde Orizaba hasta Tabasco.



Además de las instalaciones hospitalarias dispuestas para ese fin, el Centro de Espectáculos la Concordia serviría como albergue temporal para los familiares de los enfermos contagiados con el virus causante de la pandemia, advirtiendo que en unos días empezaran a llegar los enfermos acompañados de sus familiares, a quienes se les dará atención, alimentos y se tendrían controlados porque pudieran ser también pacientes.



Algunas medidas que tomaran las autoridades ante tal situación, contenidas en las notas difundidas, son: el uso obligatorio del cubre bocas para quienes por causa de fuerza mayor o trabajo transiten por las calles; asignación de elementos de policías y elementos de protección civil en terminales de autobuses para verificar que usen el cubre bocas y proporcionarles gel para el aseo de manos.



DUDA RAZONABLE.



Hasta este momento, las medidas tomadas de manera anticipada a las de autoridades federales y estatales, por parte del municipio de Orizaba, como promover la cancelación de clases, cerrar bares, negocios no esenciales, cines, teleférico, parques, lugares públicos y sanitizar unidades de transporte público, así como el uso obligatorio del cubre bocas han sido acertadas y sobre todo exitosas para la contención del CORONAVIRUS, hasta donde han informado las autoridades sanitarias existe un solo caso y este está debidamente controlado y atendido, por supuesto no existe ninguna defunción producto de la pandemia.



La sociedad y empresarios de esta región han puesto absoluta disposición para acatar las instrucciones de las autoridades, lo cual significa un enorme sacrificio económico y en todos los ámbitos de sus vidas, entendiendo que lo prioritario es prevenir los contagios y evitar el colapso de las instituciones de salud para que estas estén disponibles en caso de ser necesario, por tal motivo, es importante que las autoridades informen al respecto y resuelvan las dudas que generan sus disposiciones anteriormente expuestas.



No resulta lógico, que uno de los municipios y en general la región, teniendo una exitosa política de contención del virus, sea elegida para ser centro de atención de enfermos de COVID 19 de una amplia zona que no le corresponde, porque de ser así estaríamos en peligro latente de propagación, sea por un descuido, accidente o irresponsabilidad de alguna persona en general.



Algo muy importante resulta considerar que todos los familiares son contactos y pueden estar en periodo de incubación, por lo tanto deberían estar aislados en sus casas y bajo vigilancia epidemiológica. Si se concentran en un albergue esto puede convertirse en una incubadora de casos por pura probabilidad. El albergue para familiares, considero es un error, es mejor que se resguarden en su domicilio y enterarse de su paciente solo por teléfono.



El IMSS no debe dar viáticos, basta con cubrir sus gastos de operación y tratamiento de los enfermos, por otra parte, debe expedir la prohibición de permisos de visita a familiares de pacientes con COVID-19, por el contrario debe de enviarlos a su domicilio bajo vigilancia epidemiológica por ser contactos y, para su tranquilidad y atención, deben facilitarles información de los enfermos internados, vía telefónica, una, dos o tres veces al día si es necesario, a un número telefónico especifico para tales casos. Para esta situación debe instalarse un módulo especial de información exclusivamente para esos pacientes.



No se trata de alguna actitud discriminatoria o falta de solidaridad, lo que creemos es que las autoridades deben adecuar las instalaciones que existen en cada región para atender a sus pacientes respectivos, no es correcto que la negligencia por falta de previsión o capacidad de un gobierno pueda convertirse en un problema de consecuencias trágicas.



Esto es un punto de vista que pongo a consideración de los ciudadanos y las autoridades respectivas, con la finalidad de que se tomen las mejores decisiones para cuidar la salud de todos.



JORGE MARÍN BARRAGÁN

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010