De Veracruz al mundo
2018-12-20 / 10:21:14
La era del juicio político
Seguramente usted y yo, podremos saber un bledo de “la ciencia política” ¿Pero qué tal, de las triquiñuelas de algunos politiquillos?. –Claro, claro, pocos. Nada más como el 99.99%. Y en ese entendido, se les hace un llamado para que ya se pongan a trabajar… Para que respeten y dignifiquen sus respectivas responsabilidades. Es hora que desquiten sus sueldos y/o prerrogativas, porque ese dinero que reciben inmerecidamente, es dinero del pueblo y deben entender de una vez por todas, que no se les paga para que defiendan intereses personales, ni para que defiendan a sus partidos políticos; tampoco, para que defiendan a sus amos o para que se alíen a grupos gansteriles; mucho menos, para que vendan sus votos y propuestas legislativas; o, para que defiendan a sus pandillas. –Están en puestos y cargos públicos para trabajar en pro de la sociedad, que es justamente la que les paga y a la que deben responder.

Una transformación se entiende como un cambio que debe ser de fondo, empezando por la buena conducta y el correcto comportamiento. Es tiempo de erradicar las prácticas mafiosas, gandallas y porriles que por tantas décadas han estancado la evolución y perfeccionamiento de nuestro sistema político y régimen democrático. Pero no, seguimos viendo cómo se enfrascan en luchas encarnizadas y espectáculos baratos; incluso, valiéndose de actos legaloides con el fin de proteger aliados y atajar contrarios. –Y ni modo, el pueblo sigue tomando nota.

El caso es, que el juicio político que saltara a la fama en el año 2004 cuando el entonces presidente Vicente Fox Quesada, a través de sus esbirros lo intentara infructuosamente en contra del entonces jefe de gobierno del D.F., hoy, presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Ha resurgido en Veracruz con una demanda impresionante. Y justamente, lo retoma la bancada morenista en contra del Fiscal General del Estado Jorge Winckler Ortiz, que dicho sea de paso, aparte de resultar incómodo e ineficiente, se asegura que sólo utilizó su cargo para servir a los intereses del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares… las quejas y reclamos en su contra principalmente de quienes sufrieron y sufren en carne propia su frialdad ante el dolor ajeno y el desdén a las víctimas y/o familiares de éstas, ha sido de todos conocido. –Hasta aquí, todo iba bien.

Pero algo no debió funcionar, porque resulta que esta figura jurídica objeto de la “Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia para el Estado de Veracruz”; repentinamente empezó a degradarse o mejor dicho, la empezaron a degradar, ya sea por conveniencia, ya sea por ignorancia. Y veamos porqué:

Contra el Fiscal General Jorge Winckler Ortiz, hasta dónde se sabe, pesan unas 7 solicitudes de Juicio Político, peeerooo, una de ellas que fue cacarequeada públicamente, la presenta ni más ni menos que uno de los amnistiados, oseáse, el ex Secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita. –Y bueno, uno se pregunta: ¿No que sigue sujeto a proceso?. Porque

de ser así, tiene suspendidos sus derechos según lo dispuesto por el artículo 38 de nuestra Carta Magna que al efecto, manda: “Los derechos o prerrogativas de los ciudadanos se suspenden:”. “II. Por estar sujeto a un proceso criminal por delito que merezca pena corporal…”. Luego entonces, ¿De qué se trata?, ¿Es de mentiritas? Porque al circunstancia deja mucho que desear –Y todavía peor, ¿Para qué tantos juicios políticos, si con uno que esté debida y jurídicamente sustentado basta?. Ups!

Más aún, a la diputada tackleadora, que haciendo gala del ardid político, le resultara la jugada de provocar al Secretario de Gobierno que más temprano que tarde cayó en la trampa. Ni tarda ni perezosa, por una parte, procede a denunciarlo por amenazas; y por otra, a presentar juicio político en su contra dizque por violentar intereses públicos fundamentales (¿?). ¿Qué no el interés público es del orden general y colectivo? –Otro poco, y lo cataloga como un asunto de importancia y trascendencia para la Nación. –En fin, el intercambio de habladurías que ambos sostuvieron públicamente, tuvo por objeto plantarle y revirarle también su sendo juicio político. Y todo, por asegurar que el Fiscal Winckler, “se va, porque se va”. Lo grave es que el uso y abuso de esta figura jurídica no solo lleva a degradarla, sino a convertirla en una verdadera vacilada. Por eso es necesario que de demostrarse la improcedencia en cualesquiera de los casos, se actúe en contra de quien o quienes, utilicen este recurso legal para simular actos jurídicos. –Independientemente de que no nos extrañaría que en esta danza del Juicio Político, en cualquier chico rato, veamos a la diputada enfrentar el propio.

Y como ahí no para el asunto, apenas… apenitas, para ser exactos, el día 12 de los actuales, resulta que también fue presentada en el Congreso Local, otra solicitud de juicio político, esta vez, en contra de Humberto Edel Álvarez Peña, Magistrado Presidente, del Tribunal Superior de Justicia del Estado, acusado de malos manejos de cientos de millones de pesos, y, de beneficiar con diferentes puestos a familiares y amigos, entre otras linduras.

El asunto es… ¡señoras y señores! que la proliferación desmedida del Juicio Político, ya tiene características epidemiológicas que de no combatirlo y controlarlo a tiempo, puede representar un serio problema de salud política… no cree Usted?

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010