De Veracruz al mundo
ENTRE COLUMNAS
MartínQuitano Martínez
2018-09-05 / 09:54:43
Sobre el SEA-Veracruz.
Como no sabían que era imposible, lo hicieron.

Anónimo
Después de la inseguridad, el flagelo de la corrupción es un tema que domina la discusión social de nuestro país, por el hartazgo que provocan los niveles existentes de descomposición pública y la arbitrariedad e impunidad que los minimiza, protege y los alimenta para subsistir.



La corrupción no es sólo un problema de moral pública o privada, es puntualmente un pesado lastre para el desarrollo de las sociedades. En su ascenso como actividad dominante de las acciones públicas, se han perdido una gran cantidad de oportunidades para el crecimiento y el desarrollo nacional.



Nunca como ahora, ha quedado claro que nuestro país reclama modificar el estado de cosas prevaleciente. Es una exigencia ciudadana más que una aspiración, detener los ejercicios públicos que han olvidado su esencia de servicio, honradez y austeridad.



Es una demanda básica pero de gran peso. Exige un actuar apuntalado en buenas prácticas, bajo leyes y normas que favorezcan la prevención, la evaluación continua y las sanciones en caso de actos que dañen el patrimonio social, referenciado en el manejo de los recursos públicos. En síntesis, romper las redes de corrupción y simulación.



En la captura, privatización y uso discrecional de los espacios y recursos públicos, así como en la violación u omisión de las leyes, se genera el deterioro profundo de mucho más que nuestras instituciones públicas. Con la "normalización" de las prácticas deshonestas se afectan los comportamientos sociales y las oportunidades para la mejora de nuestros espacios de convivencia, de nuestro entramado social.



En este marco, la instrumentación y puesta en operación del Sistema Estatal Anticorrupción de Veracruz, (SEA-Veracruz) debe ser vista como la respuesta a una demanda social para establecer políticas públicas que, incorporando a la ciudadanía, recompongan el quehacer público, regenerando la credibilidad y el respeto en las instituciones.



La vida pública está llena de claroscuros, es necesario reconocer nuestra fragilidad institucional y estar decididos a mejorarla, a limpiarla, empezando por escalar las concepciones bicolores de blanco y negro, buenos y malos, nosotros y ellos. A esta



tarea estamos llamados todos porque a todos nos afecta y nos involucra. Se requiere serenidad, decisión y altura de miras para superar nuestros males, para identificar y desterrar esas taras y anomias que deben resolverse; será indispensable apuntalar el camino con una clara voluntad política comprometida con las trasformaciones urgentes.



Las tareas del SEA-Veracruz implican concretar una amplia convocatoria que incorpore las aportaciones de ciudadanos comprometidos. Experiencias, estudios, actividades que mejoren las rutas, procesos y resultados del ejercicio público; elementos técnico administrativos y de vigilancia y evaluación social que cancelen los espacios de opacidad y toma discrecional de decisiones.



El SEA-Veracruz, como el Sistema Nacional, debe hacerse mejor, perfeccionarse, se debe construir para funcionar como un instrumento institucional y ciudadano de prevención y combate a la corrupción. Requiere un programa de trabajo por etapas que defina tiempos y alcances, incluyendo la construcción de la propia institución. Deberán diseñarse metodologías de evaluación e indicadores, líneas de investigación, rutas de monitoreo y análisis para que sea realmente el ente evaluador de las políticas anticorrupción en Veracruz.



Un valor transversal que deberá acompañar las actividades de este esfuerzo de construcción, es ampliar las formas de participación ciudadana con convocatorias serias y responsables a partir de comportamientos ubicados en un marco de reglas y normas que brinden sentido a reaccionar ante la corrupción y enfrentarlo como un fenómeno de interacción social en el que todos estamos involucrados.



Abrir espacios al escrutinio social, construir confianza, romper los elementos de simulación en los procesos de evaluación y seguimiento, de rendición de cuentas y transparencia que sobre los ejercicios públicos tenga la sociedad, para “desnormalizar” las prácticas de corrupción.



Ese es el reto del SEA Veracruz y de todos los interesados en que se logre, se necesita el aporte comprometido de los actores políticos y sociales, de una decidida voluntad política demostrada en hechos, un espíritu renovado para rebasar prejuicios personales y generar lo que sin duda debe de ser realmente un instrumento que abra oportunidades de transformación.



DE LA BITÁCORA DE LA TÍA QUETA



Fueron 6 años demasiado largos

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Responsabilidad ciudadana 2020-04-14
• La soga al cuello 2020-04-07
• Frente a la contingencia, buscar coincidir 2020-03-31
• COVID-19. 2020-03-23
• El nueve ninguna se mueve 2020-03-03
• Quien dijo que todo está perdido. 2020-02-26
• Contra los feminicidios, contra toda violencia 2020-02-18
• La Atenas veracruzana 2020-02-11
• Hacer lo correcto. 2020-02-05
• Gritos de intransigencia 2020-01-28
• No a la intolerancia. 2020-01-22
• Sociedad violenta 2020-01-14
• Responsabilidad compartida 2019-12-26
• Responsabilidad compartida 2019-12-26
• Declaraciones irresponsables 2019-12-17
• Informe xalapeño 2019-12-10
• Informes municipales. 2019-12-04
• Charly Valentino 2019-11-27
• Discriminación 2019-11-19
• Prudencia. 2019-11-05
• Autocrítica. 2019-10-16
• Ni perdón, ni olvido. 2019-10-02
• Contra el calentamiento global 2019-09-24
• Septiembre 2019-09-17
• Aguas turbulentas 2019-09-10
• El necio y la terca realidad 2019-09-03
• No puede continuarse así 2019-08-27
• Pensar lo que se dice 2019-08-20
• Enfrentar la inseguridad y la violencia 2019-08-13
• Cuidar la Democracia 2019-08-06
• Ángeles ó demonios. 2019-07-31
• Aceptar la crítica 2019-07-24
• Las dudas 2019-07-16
• Huelga por el Futuro de la Tierra 2019-07-10
• Desencuentros por resolver: EZLN y AMLO (Parte 2) 2019-07-02
• Desencuentros por resolver: EZLN y AMLO (Parte I). 2019-06-25
• Desencuentros por resolver 2019-06-20
• PVD: ya hay rumbo. 2019-06-11
• Veracruz: los compromisos ambientales 2019-06-05
• No todo es culpa del pasado 2019-05-28
• Esperanzas y felicidad 2019-05-22
• Contra Soberbia, Humildad 2019-05-15
• ¡¡¡Esa juventud!!! 2019-05-07
• Los días de la tierra 2019-04-30
• Gobierno honesto… y capaz 2019-04-24
• No solo percepción. 2019-04-15
• El Amor en los tiempos del PVD. 2019-04-10
• Los Ayuntamientos. 2019-04-03
• Transformar 2019-03-27
• Debate democrático responsable 2019-03-19
• El valor de la centena. 2019-03-13
• Violencia e inseguridad. 2019-03-06
• Momentos dificiles. 2019-02-26
• Cuidado al hablar. 2019-02-20
• Camina muy rápido 2019-02-06
• Curva de aprendizaje 2019-01-29
• Tolerancia urgente 2019-01-23
• En blanco y negro 2019-01-16
• Tolerancia vs prejuicios 2019-01-09
• 2019: mucho por hacer 2019-01-01
• Esperanzas 2018-12-12
• Retrocesos 2018(ll) Latinobarómetro. 2018-11-28
• Retrocesos 2018: Latinobarómetro. 2018-11-21
• El horno no está para bollos 2018-11-14
• Nuevo Legislativo 2018-11-07
• Las instituciones diferentes 2018-10-31
• La pobreza es un boomerang 2018-10-23
• El riesgo para todos 2018-10-19
• Noticias falsas 2018-10-10
• La burla 2018-10-03
• Superar las diferencias 2018-09-25
• Violencia y calumnia 2018-09-19
• Tampoco imposible 2018-08-28
• Integridad 2018-08-01
• Estar a la altura 2018-07-25
• La corrupción 2018-07-11
• 2018: Elecciones y ciudadanía. 2018-03-28
• Derrumbes 2018-03-21
• Ciudadanos 2018-03-06
• Juventud: el olvido 2018-02-20
• Fanatismos, pragmatismo 2018-01-31
• Responsabilidad, mesura 2018-01-23
• Democracia mexicana 2018-01-16
• Los nuevos 212. 2018-01-10
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010