De Veracruz al mundo
ENTRE COLUMNAS
MartínQuitano Martínez
2020-04-14 / 20:09:32
Responsabilidad ciudadana
No hay nada más terrible que ver la ignorancia en acción. Creer una cosa sobre la base de pruebas insuficientes es siempre un error, en todas partes, trátese de quien se trate. La gente que cree en absurdos cometerá atrocidades.

Hans Jürgen Eysenck
En medio del dolor inmenso por las pérdidas humanas por el COVID-19, o precisamente por la letalidad que puede involucrar su contagio, es de reconocerse la labor de muchos humanos, servidores públicos y no, al continuar desarrollando tareas estratégicas, como son la seguridad pública, los servicios públicos municipales, comercio de alimentos, transporte, entre otros. Pero sin duda alguna, son los trabajadores de la salud los que merecen un reconocimiento público destacado y absolutamente merecido ante su compromiso y entrega, por los gravísimos riesgos a que están sometidos permanentemente, y en la mayoría de los casos sin las condiciones de protección y salvaguarda con las que debieran contar.



Con el COVID-19, la vida cotidiana se encuentra trastocada, vuelta al revés. La distancia obligatoria, el enclaustramiento, las restricciones para salir a comprar o a trabajar rompen nuestra movilidad rutinaria e impactan inexorablemente en la dinámica económica de millones, asuntos ambos que pueden desquiciar nuestro equilibrio anímico personal y como sociedad.



En este ambiente de desesperación, afloran las emociones y pasiones humanas, se desnudan nuestras creencias, nuestras taras, nuestras incapacidades o fortalezas, haciendo presentes nuestros demonios. Son tiempos de fragilidad humana que pueden sacar lo peor de nosotros, que descarnadamente nos arrojen al agujero del individualismo, la insolidaridad, la incivilidad, en donde fácilmente nos envilecemos, alejados de la alegoría presidencial del pueblo bueno y sabio.



Entonces encontramos aplausos, canciones, porras, como ejemplos de agradecimiento y sentida consideración hacia los trabajadores de la salud, y otros de una injustificada ferocidad social hacia ellos, en donde se les amenaza con quemar un hospital con su personal o con quien esté dentro, o sujetos que agreden con cloro al vecino que está enfermo o a médicos y enfermeras a las que se les escupe en los trayectos del transporte público que ocupan para llegar a salvar vidas. Son reales las estúpidas y ruines actitudes de personas que están



actuando así, jugando su papel de odio en el cobijo de una ignorancia superlativa, refugiados en despreciar y agredir a los otros.



En momentos como este, son los gobiernos todos, son los actores y representantes políticos, empresariales, religiosos y sociales, quienes deben asumir un liderazgo claro y asertivo para encauzar el sentir social a buen puerto. Debemos exigirles compromiso, sensatez y alta calificación para enfrentar lo que ahora tenemos y lo que vendrá sin duda alguna. Pero nosotros, los ciudadanos todos, debemos también comprometernos.



Los datos del estudio de movilidad de Google*, arrojan que nuestro país es el que menos atiende la recomendación de quedarse en casa de toda Latinoamérica; dos tercios de la población mexicana se sigue comportando como si no hubiera emergencia sanitaria.



Cuidarse y cuidar a los otros, no es una opción para la mayoría de los nacionales; el volumen de la economía informal respalda la decisión de muchos al salir a buscar el sustento diario, cuando los gobernantes no atienden sus necesidades ni en tiempos de contingencia sanitaria. Pero hay una significativa cantidad de mexicanos que rompe los llamados de precaución con una ignorancia altiva, agresiva, malsana, que desmonta la presunción de sociedad distinta, de pueblo solidario, consciente.



Se requiere de un gran esfuerzo conjunto y de responsabilidad ciudadana para enfrentar lo que estamos por vivir, es indispensable contar con capacidad y liderazgo, altura de miras de quienes gobiernan, pero sin duda se exige también de una sociedad dispuesta a asumir los retos de actuar de forma correcta, empática, sensata. Potenciar los gestos de solidaridad y respeto, de atención crítica, de tolerancia, acompañamiento y reconocimiento de lo que esté bien.



Urge frenar la polarización que se promueve desde la misma presidencia, pues nos separa con sus prejuicios, con su venta de verdades absolutas. Demostrar que podemos sumar voluntades individuales, y modificar y mejorar nuestro futuro frente a la pandemia. Ojalá logremos sumarnos más, a pesar de todo.



LA BITÁCORA DE LA TÍA QUETA



Frente a la pandemia, los números no cuadran, los insumos no llegan, las autoridades no responden.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• La soga al cuello 2020-04-07
• Frente a la contingencia, buscar coincidir 2020-03-31
• COVID-19. 2020-03-23
• El nueve ninguna se mueve 2020-03-03
• Quien dijo que todo está perdido. 2020-02-26
• Contra los feminicidios, contra toda violencia 2020-02-18
• La Atenas veracruzana 2020-02-11
• Hacer lo correcto. 2020-02-05
• Gritos de intransigencia 2020-01-28
• No a la intolerancia. 2020-01-22
• Sociedad violenta 2020-01-14
• Responsabilidad compartida 2019-12-26
• Responsabilidad compartida 2019-12-26
• Declaraciones irresponsables 2019-12-17
• Informe xalapeño 2019-12-10
• Informes municipales. 2019-12-04
• Charly Valentino 2019-11-27
• Discriminación 2019-11-19
• Prudencia. 2019-11-05
• Autocrítica. 2019-10-16
• Ni perdón, ni olvido. 2019-10-02
• Contra el calentamiento global 2019-09-24
• Septiembre 2019-09-17
• Aguas turbulentas 2019-09-10
• El necio y la terca realidad 2019-09-03
• No puede continuarse así 2019-08-27
• Pensar lo que se dice 2019-08-20
• Enfrentar la inseguridad y la violencia 2019-08-13
• Cuidar la Democracia 2019-08-06
• Ángeles ó demonios. 2019-07-31
• Aceptar la crítica 2019-07-24
• Las dudas 2019-07-16
• Huelga por el Futuro de la Tierra 2019-07-10
• Desencuentros por resolver: EZLN y AMLO (Parte 2) 2019-07-02
• Desencuentros por resolver: EZLN y AMLO (Parte I). 2019-06-25
• Desencuentros por resolver 2019-06-20
• PVD: ya hay rumbo. 2019-06-11
• Veracruz: los compromisos ambientales 2019-06-05
• No todo es culpa del pasado 2019-05-28
• Esperanzas y felicidad 2019-05-22
• Contra Soberbia, Humildad 2019-05-15
• ¡¡¡Esa juventud!!! 2019-05-07
• Los días de la tierra 2019-04-30
• Gobierno honesto… y capaz 2019-04-24
• No solo percepción. 2019-04-15
• El Amor en los tiempos del PVD. 2019-04-10
• Los Ayuntamientos. 2019-04-03
• Transformar 2019-03-27
• Debate democrático responsable 2019-03-19
• El valor de la centena. 2019-03-13
• Violencia e inseguridad. 2019-03-06
• Momentos dificiles. 2019-02-26
• Cuidado al hablar. 2019-02-20
• Camina muy rápido 2019-02-06
• Curva de aprendizaje 2019-01-29
• Tolerancia urgente 2019-01-23
• En blanco y negro 2019-01-16
• Tolerancia vs prejuicios 2019-01-09
• 2019: mucho por hacer 2019-01-01
• Esperanzas 2018-12-12
• Retrocesos 2018(ll) Latinobarómetro. 2018-11-28
• Retrocesos 2018: Latinobarómetro. 2018-11-21
• El horno no está para bollos 2018-11-14
• Nuevo Legislativo 2018-11-07
• Las instituciones diferentes 2018-10-31
• La pobreza es un boomerang 2018-10-23
• El riesgo para todos 2018-10-19
• Noticias falsas 2018-10-10
• La burla 2018-10-03
• Superar las diferencias 2018-09-25
• Violencia y calumnia 2018-09-19
• Sobre el SEA-Veracruz. 2018-09-05
• Tampoco imposible 2018-08-28
• Integridad 2018-08-01
• Estar a la altura 2018-07-25
• La corrupción 2018-07-11
• 2018: Elecciones y ciudadanía. 2018-03-28
• Derrumbes 2018-03-21
• Ciudadanos 2018-03-06
• Juventud: el olvido 2018-02-20
• Fanatismos, pragmatismo 2018-01-31
• Responsabilidad, mesura 2018-01-23
• Democracia mexicana 2018-01-16
• Los nuevos 212. 2018-01-10
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010